El cuidado de tu transmisión: recomendaciones del mecánico

COLUMNISTAS 05/04/2022
Por Pablo "Kili" Alonso, de Santiago del Estero.
mecanico
Columna de mecánica en www.zonadeciclistas.com

Bienvenidos a este espacio destinado al conocimiento sobre el mantenimiento de bicicletas. Esta columna está perfilada a crear conciencia sobre el uso correcto de esta, y los métodos para extender la vida útil de los componentes de la misma.  ¡La finalidad es que puedas realizarlo en tu propio hogar!

Mi nombre es Pablo Alonso, conocido también como “Kili”. Me dedico a la mecánica integral de bicicletas en mi taller “Kibikes”.

El tema que vamos a abordar hoy es el cuidado de tu transmisión. Y para empezar sería bueno ir reconociendo los componentes que la integran. Estos son:

·         Plato o estrella

·         Cadena

·         Piñones

·         Desviadores delanteros y traseros

Es de público conocimiento que los componentes de metal de la transmisión sufren desgaste natural propio del uso. Todo esto referido a bicicletas tanto de uso recreativo, como en el caso de las bicicletas de uso competitivo que están equipadas con piezas de alta gama, y conlleva a cuidados más rigurosos.

8db6e80b-402f-4161-906b-baff56b78aa5

Plato o Estrella:

Se pueden encontrar en diferentes formas, tamaños,  y/o cantidades de platos (monoplato, biplato o el más popular Triple plato) es una pieza de metal circular dentada que se utiliza para generar movimiento en la cadena. El roce de la cadena en dichos “dientes” sin la lubricación adecuada lleva al desgaste de estos. Los dientes comienzan a tomar una forma de pico y en casos extremos volviéndose filosos. En caso de llegar a estas instancias, lo más recomendable es reemplazar la pieza dañada por una nueva.

Cadena:

Es el vínculo directo entre el o los platos con los piñones. Dicho componente se encarga de transmitir la fuerza de cada pedalada hacia la rueda, y está compuesta por secciones de eslabones y rodillos. Si el uso está destinado a la competitividad, llegará al estiramiento con mayor rapidez que si la usáramos en una bicicleta de uso recreativo. Esto causaría que el paso de los eslabones no coincida con los dientes, causando así “saltos” o incluso “cayendo” del plato. Todo esto se puede prevenir lubricando adecuadamente para evitar el desgaste de los metales, y cerciorarse con una herramienta conocida como “medidor de desgaste”,  para asegurarnos de que el estiramiento de esta no exceda el máximo recomendado. En este caso, si la cadena contase con estiramiento medio, deberíamos reemplazarla como lo indica el fabricante. Recomiendo prestar fundamental atención al mantenimiento de la cadena, ya que es capaz de dañar tanto platos como piñones y esto puede acortar la vida útil de dichos componentes y reflejarse en un gasto innecesario.  

Piñones:

Es un conjunto de discos metálicos dentados, cuenta con diferentes tamaños y la cantidad de dientes varía. Es el enlace directo a la rueda, es decir, es el encargado de recibir la fuerza de la pedaleada realizada en el plato a través de la cadena y traducirlo en el movimiento del rodado. Al igual que en los platos, los dientes tienden a desgastarse tomando una forma afilada en ambos lados. Para prevenir esto, igual que lo antes mencionado, la forma de prevención es una buena lubricación a la cadena con el aceite adecuado al terreno que lo requiera (sea seco o húmedo). La aplicación en exceso es contraproducente, ya que podríamos acumular partículas de tierra. Si llegamos al desgaste, lo ideal es reemplazar el piñón por uno nuevo.

30da0a82-bc43-4c09-a52d-21f432dd1f7b

Desviadores:

Son los encargados de redireccionar la cadena entre nuestros platos y nuestros piñones, en función del terreno en el que se encuentre, la velocidad y la fuerza que el ciclista demande.

·         Desviador delantero también conocido como “descarrilador”, lo podemos encontrar anclado en el poste del asiento gracias a una abrazadera, es el encargado de guiar la cadena entre los platos. Si tanto los dientes como la cadena se encontrasen en malas condiciones, ocasionaría que la cadena se atasque entre las placas del mismo.

·         Desviador trasero o comúnmente llamado “pata de cambio”,  es el encargado de direccionar la cadena entre los piñones. Está situada en la parte trasera de la bicicleta, y anclada al final del cuadro próximo al eje de nuestra rueda. Cuenta con 2 poleas llamadas “polea guía” y “polea de tensión”. Las podemos ver montadas entre las placas de metal comúnmente denominadas “jaula”. En caso de que estas tengan desgaste ya que en su mayoría son de plástico (también las podemos encontrar en otros materiales como aluminio), lo recomendable es reemplazarlas, porque en caso contrario, la cadena podría atascarse en la  jaula, forzando así la misma hacia atrás y culminando en un daño irreparable.

8ad5dfba-db01-4893-86bd-3178725c3fc0

En mi experiencia como mecánico, y teniendo en cuenta todo lo antes mencionado, me gustaría remarcar algo muy importante a tener en cuenta. Antes de cada rodada debemos cerciorarnos del estado de nuestra transmisión, y en el caso de que requiera una limpieza profunda, podríamos utilizar la herramienta que llamamos “limpia cadenas” y algún desengrasante biodegradable (que no sea nocivo para el recubrimiento del metal). En caso de no contar con la herramienta, podemos utilizar un cepillo de dientes para así limpiar los eslabones de la cadena y un pincel para limpiar los espacios entre piñones; en ambos casos, también se puede utilizar agua y jabón.

Una vez que los elementos se encuentren limpios, enjuagar con abundante agua (evitando el uso de hidrolavadoras) y luego secar. Recomiendo dejar escurrir como mínimo dos horas el agua de la cadena, para luego aplicar el lubricante que se pueden encontrar en varios formatos, tales como, lubricantes en cera, lubricantes finos (de baja viscosidad) y siempre evitando otros productos comúnmente confundidos con lubricantes, tales como el WD-40.

KiBikes les desea una buena rodada!

d5c78ca9-1675-43e1-91a0-2a9acb74d261

Te puede interesar