Entrenamiento mental en ciclismo

Por María de los Ángeles Corró Molas. Psicóloga del Deporte.*

Artículos de interés 10 de octubre de 2023

LO CONSULTO CON LA PSICOLOGA
Espacio Psicología del Deporte en www.zonadeciclistas.com

Antes de adentrarnos en la descripción del entrenamiento mental en ciclismo es necesario mencionar las bases científicas en las que se funda. La psicología del deporte es una ciencia que estudia las variables psicológicas que inciden en el rendimiento y bienestar del deportista. Ellas son: la motivación, la confianza, la concentración, el control de las presiones y la regulación emocional, entre otras.

El ciclismo de ruta y MTB es un deporte de resistencia y mayormente individual, que requiere de una preparación mental adecuada para lograr un óptimo rendimiento, pero ¿en qué consiste el entrenamiento mental?.  

El primer paso de este proceso de aprendizaje y entrenamiento consiste en definir con claridad los objetivos. Teniendo en cuenta los criterios SMART, se establecen junto con el deportista cuáles serán las metas a alcanzar en tres períodos: tres meses, seis meses y doce meses. Esto servirá de hilo conductor del trabajo mental  permitiendo un seguimiento y reajuste constante de las estrategias.

Luego se procede a identificar los puntos fuertes y débiles del ciclista,  a nivel técnico, táctico, físico o mental. Por ejemplo, el ciclista puede reconocer que posee dificultades para ser constante en sus entrenamientos, o que su confianza disminuye abruptamente ante la primera señal de malestar o incomodidad física. En este punto, es de suma importancia trabajar en el desarrollo de recursos que le permitan afrontar con éxito el sufrimiento o perseverar y forjar una mentalidad fuerte frente a las dificultades. Aprender estas habilidades psicológicas implica trabajar en el desarrollo de “buenos  pensamientos” es decir, pensamientos que estén enfocados en los aspectos relevantes de la tarea y que le permitan al deportista mantenerse optimista en todos los momentos del entrenamiento o competencia.

Asimismo, el ciclista debe aprender a gestionar la fatiga que aparece en este tipo de deportes, sobre todo en las carreras de larga distancia y/o por etapas donde gran parte de la competencia se desarrolla en el límite del umbral anaeróbico. Superar estos momentos críticos es un gran desafío para el cual el deportista se debe preparar, física y mentalmente.

Otro de los aspectos que se trabajan es la regulación emocional, que consiste en una adecuada gestión de las emociones, por ejemplo de la ansiedad precompetitiva que aparece en los momentos previos a la competencia, como así también el afrontamiento de las diversas dificultades y obstáculos que puedan surgir ( pinchazos, roturas o caídas ).

Si  por ejemplo un ciclista no logra controlar sus nervios en la largada, puede tomar malas decisiones, regular en forma inadecuada su energía, tener fallas en la concentración, sufrir calambres, perder la confianza y en consecuencia disminuir considerablemente su rendimiento. Entrenar entonces el control emocional es una herramienta necesaria para lograr un buen rendimiento.

Una herramienta muy interesante que adquirió mayor relevancia a partir del avance de las neurociencias es la visualización. Esta técnica consiste en recrear y/o crear imágenes mentales de la actividad que se  quiere realizar, generando una huella en nuestro cerebro sobre esos movimientos. La visualización debe ser aprendida y entrenada por el ciclista de manera que logre una imagen mental, nítida y de gran calidad multisensorial.

Entrenar la fortaleza mental del ciclista requiere trabajar en el aprendizaje y desarrollo de múltiples habilidades pre, durante y post competencia. Durante el período previo el ciclista debe plantearse objetivos, desarrollar estrategias de carrera ( tirar, ir a rueda, hacer relevos, etc.) y visualizar. Durante la competencia debe ser capaz de anticipar situaciones, tomar decisiones en muy poco tiempo, perseverar ante la aparición del cansancio o el dolor, , trabajar en equipo,regular sus energías, confiar en sí mismo, mantenerse concentrado, rendir bajo presión y gestionar las emociones en pos de su beneficio.Post competencia deberá reflexionar y realizar una autocrítica, asumiendo conquistas y aprendiendo de los errores.

En este punto, la Psicología del Deporte se convierte en una ciencia aplicada sumamente útil, que brinda al ciclista las herramientas necesarias para fortalecer su mentalidad y rendir al máximo de sus potencialidades.

Por María de los Ángeles Corró Molas. Psicóloga del Deporte.*

Máster Iberoamericano en Psicología del Deporte (SIPD)
Experta en Coaching Deportivo (AEPCODE)
Especialista en Psicología del Deporte (APDA)
Profesora en Enseñanza Media y Superior (UBA)
Licenciada en Psicología (UBA)

Correo electrónico [email protected]
Instagram @tutoriaspsidep

 

 

 

 

 

Te puede interesar
Lo más visto

¡Recibí las noticias en tu correo!