Recomendaciones sobre cómo cuidar las suspensiones de la bicicleta

COLUMNISTAS 26/04/2022
Por Pablo “Kilo” Alonso & Dangero Ponce.
hora del mecanico
Hora del mecánico en www.zonadeciclistas.com

¡Buen martes para todos! Una vez más nos encontramos con la finalidad de asesorar a nuestros lectores sobre el cuidado de sus bicicletas. En esta ocasión el tema a tratar es el mantenimiento de nuestras suspensiones. Como es de público conocimiento, nuestras suspensiones son una de las partes fundamentales de nuestra bicicleta, la que nos permite rodar en caminos sinuosos con mayor facilidad, debido a que esta es la encargada de amortiguar o absorber los impactos, ya sean de gran carga o no.

Debemos recordar que esta pieza como la gran mayoría de las partes, necesita un cuidado minucioso ya que el uso de la misma repercute en fricción y cambios de temperatura. Y debido a esto, los elementos como sus grasas, bujes, retenes sin el mantenimiento adecuado en tiempo y forma, acorta la vida útil de esta y, a su vez, genera desgaste en sus “barras”.

bujes

Comenzamos por identificar:

  • Las Barras
  • La Botella
  • Los Retenedores
  • Los Vástagos
  • Sistema Neumático/Hidráulico

Las Barras

Son cilindros de aluminio (o algunas veces de acero) comúnmente con un baño de cromo o en el caso del aluminio con un tratamiento de baja fricción. Son las encargadas de portar dentro de sí mismas, el sistema Neumático (en caso de las horquillas con pre carga de aire o con el sistema de precarga de resorte) y el sistema Hidráulico (que lo encontramos en diversas diseños, estas pueden ser con Cartucho sellados, de libre mantenimiento y de “baño abierto”).

sistema de precarga

Las Botellas

Se ocupan de portar en su interior las barras, los bujes, y el “anclaje” de los vástagos. Y son las partes más visibles, ya que se las puede considerar la carcaza de la horquilla.

ultima

Los Retenedores

También conocidos como “guardapolvos”, son anillos de metal recubierto por una goma siliconada, y un anillo “entorchado”, y su función es impedir el ingreso de suciedad en general, y a su vez evitar la pérdida de lubricantes internos.

retenedores

Los Vástagos

Son cilindros de aluminio, o en su defecto plástico, encargada de guiar y sujetar las botellas con las barras. En su interior, en caso de un vástago en el sistema hidráulico, portan con frecuencia una varilla, que sirve para regular el revote y se la puede ver en la parte inferior derecha de la botella (algunas veces como una perilla de aluminio o de plástico).

perilla de bloqueo

perilla de

Sistemas Neumático e hidráulico

  • Sistema Neumático: como la mayoría conocemos, es la “parte de aire”, la que se encuentra en la barra izquierda. Este sistema se encarga de darle la presión a nuestra suspensión; cuanto mayor sea la carga más rígida será nuestro amortiguador. Cuanto menor sea la carga de aire más suave será la amortiguación para el ciclista. Las cargas de aire en “la Cámara Neumática” varía acorde a los valores de fábrica, según el peso del ciclista y la exigencia de terreno.

  • Sistema Hidráulico: se ubica en la barra derecha y es el encargado del bloqueo, la compresión y la regulación del “rebote”. Como se mencionó anteriormente, lo encontramos en diversos diseños que puede ser cartuchos hidráulicos sellados, de libre mantenimiento y de baño abierto (esta última generalmente situada en horquillas con sistema antiguo o de Descenso). Trabajan con cargas de aceite de diferentes densidades según el fabricante.

sistema hidfraulic

 

A tener en cuenta

Antes de salir a rodar debemos revisar el estado de nuestras barras y sus retenedores. En caso de que se encentre con suciedad (generalmente barro o polvo) se puede limpiar con agua (evitando hidrolavadoras, ya que la presión podría hacer que ingrese agua al interior, oxidando los componentes por dentro)  y algún jabón neutro, para luego secar con un paño suave.

estado d barras

Debemos asegurarnos de su carga de aire, ya que en su mayoría suelen tener pequeñas fugas, que entorpecerían el funcionamiento de la amortiguación. En caso de que esto llegase a pasar, lo ideal es consultar con su mecánico. Las suspensiones cuentan con una cantidad determinada de horas de vida útil según su fabricante (estas suelen rondar entre las 150, 100 y hasta 50 horas de uso).

Una vez cumplido este plazo debemos realizar un correspondiente mantenimiento con personal capacitado para este tipo de trabajos. Un recordatorio importantísimo es que, eludir el mantenimiento en tiempo y forma de estas piezas puede producir al deterioro de sus componentes internos quedando así obsoleta o con daños irreparables y extremadamente costosos.

¡KiBikes les desea una buena rodada y nos vemos la próxima!

kili

Boletín de novedades

¡Recibí las noticias en tu correo!