Memorias de bicicleta: el sueño de unir La Quiaca con Ushuaia, contado en primera persona

Nacionales 26/01/2021 Por Zona de Ciclistas
Conozcamos juntos a Jorge Gómez, el loco viajero que quiere recorrer la Ruta 40 sobre dos ruedas.
57826b69-42ba-482d-afc3-32efa1dff3c7
¡Gracias Jorge Gómez por compartir tremenda experiencia!

Jorge Gómez nació en el año 1964 en Weisburd, una localidad ubicada en el departamento Mariano Moreno, provincia de Santiago del Estero. Allí comienza la historia de este loco que está decidido a recorrer la Ruta Nacional 40 en bicicleta y unir La Quiaca con Ushuaia. A los 5 años se mudó a un barrio cercano a la cancha de Banfield, en la ciudad de La Banda y luego en una casa del barrio San Martín, también de la "Cuna de Poetas y Cantores". Ya de adolescente se mudó con su abuelos a Villa Rosita para luego instalarse definitivamente en Buenos Aires, a sus 15 años.

Practicó Taekwondo y ese deporte lo llevó a varios países del mundo. Posteriormente se dedicó a otras disciplinas pero ninguna le aportaba la adrenalina que necesitaba hasta que se subió a una bicicleta.  "Empecé a ver videos de viajeros por Internet y me apasioné con lo que veía. Me di cuenta que eso me motivaba. Empecé con viajes cortos con mi pareja, empezamos con 200 kilómetros, nos encantó la experiencia", cuenta a Zona de Ciclistas.

2fe56cc3-0596-48de-b1ee-0a6839d32223

A Jorge no le gusta planear. Lo atrae la incertidumbre de no saber qué le puede pasar o cómo puede afrontar el día. No saber si la noche lo sorprenderá llegando a un pueblo o en la ruta misma, donde tendrá que buscar un lugar medianamente seguro para dormir. Lo que sí suele tener son opciones, que no es lo mismo, asegura.

615e4f2c-c79e-40a4-80f2-c4ef42d37d9b

El alto en la ciudad de La Banda, oportunidad en la que Zona de Ciclistas pudo entrevistarlo, fue el momento perfecto para visitar a sus amigos de la infancia. Fue en el marco de una de sus paradas en el trayecto inicial de Capital Federal - La Quiaca, donde recién allí tomará la Ruta Nacional 40 aproximadamente en febrero, rumbo al sur de la Argentina.

c097764a-8a11-4f19-a785-26d04658f8a3

Este gran sueño se viene gestando desde 2020, pero en tiempos de pandemia los intentos fueron fallidos. Finalmente el 2 de enero de 2021, Jorge salió con su bicicleta a la que bautizó como Irma, en honor a la mujer que lo cuidó de niño. Acomodó sus alforjas con todo tipo de elementos necesarios para subsistir, los que suman aproximadamente 70 kilos de carga. También sus ahorros y su cámara, para inmortalizar cada experiencia.

d5e62bb5-0bf3-4758-ab98-1c34eeb633bb

En su travesía, cuenta este cicloviajero, que prefiere evitar las grandes ciudades. Elige pasar por caminos alternativos a las zonas urbanas. "Allí conozco a gente increíble, con distintas costumbres, con miles de carencias pero con mucha más riqueza cultural y natural. Eso me humaniza. Tener contacto con personas que me ayudan, se acercan y me ofrecen comida, un lugar para armar mi carpa, para ducharme. O simplemente compartimos una conversación", agrega. Generalmente, recorre 100 kilómetros por día a una velocidad aproximada de 10 a 12 km/hora.

Cicloviajero virtual

La idea de crear redes sociales nació también en tiempos de pandemia, por iniciativa de un nieto de Jorge. Son las plataformas perfectas para mostrar todo sobre los viajes y para que los cientos de videos y fotos que este viajero hace, no queden desperdiciados en alguna carpeta de su computadora. El mundo tiene que verlo y así viene ocurriendo. Con la premisa de que si algo no se pudo grabar o retratar, entonces no existió.

0894d029-b83a-48d2-bbb1-9e8077b3116a

Muchos cicloviajeros siguen las hazañas de Jorge y otros hacen preguntas para animarse por primera vez. Internet es la vía de comunicación ideal para estar en contacto con esa gente. Fue por eso que Jorge aprendió a editar y a subir sus propias producciones.

El nombre elegido fue "Memorias de bicicleta", nacido a partir de un comentario que una joven le hizo alguna vez, sobre sus viajes. Ahora eso se convirtió en una cuenta de Youtube, en una de Facebook y otra de Instagram. "Me gustaría tener un dron, ser mi propio National Geographic", expresa. Un influencer con todas las letras.

Consejos a otros locos

La idea tiene que arrancar en la cabeza, dice Jorge. Las ganas deben superar a las excusas. Es lo que recomienda a quienes estén pensando en largarse a la hermosa experiencia de los viajes en bicicleta.

"El rodado no tiene que ser muy top, ni el más costoso. Hay que saber parchar, inflar. Tener una buena carpa para estar a salvo del calor, la lluvia o el frío. También de los mosquitos. Medicamentos y elementos de primeros auxilios. Bolsa de dormir, y ropa ligera para el frío y el calor. A partir de ahí depende del confort o necesidad de cada uno. Yo por ejemplo llevo tres tipos de cocina para preparar la comida, una a leña, otra a alcohol y la tercera a gas. Llevo agua,  una cacerolita", enumera.

9d42826b-6f6f-411b-912c-89dd484b0ba9

46cc0e5b-b7a2-48b3-a1f9-ff4d2dd6e6ca

"No hay que mentirse, hay que conocer las capacidades de cada uno. No ponerse metas difíciles, se empieza con distancias cortas. Quitarse los miedos o usarlo de instinto. Saber que no habrá muchas comodidades. Saber a dónde vas a ir. Saber que te tienes que adaptar a los habitantes de cada pueblo, a sus costumbres", añade.

Sin ánimos de quebrantar la cábala de no hacer planes, Jorge estima que se tomará la ansiada foto en la entrada de Ushuaia en el mes de junio o julio, en pleno invierno, quizás con nieve, tal vez con viento helado de frente, pero la travesía estará completa y la meta habrá sido alcanzada.

Otro de los sueños que quedan, es viajar a Irán. Le recomendaron ese destino por su historia, su riqueza cultural y por la fama que tienen los habitantes de ofrecer su cordialidad a las visitas. ¿Cuándo y cómo? No lo sabemos. Recordemos que Jorge Gómez no planea.

¡Buen viaje, amigo!

7f597409-87db-49f7-8c6b-976daa733c7c

Te puede interesar