Qué sabemos de la celiaquía: datos a tener en cuenta

COLUMNISTAS 09/05/2022
Por Romina Serna - Licenciada en nutrición (MN 9729). Diplomada en nutrición y salud para la actividad física y el deporte. Antropometrista ISAK II.
Espacio de Nutrición
Espacio de Nutrición en www.zonadeciclistas.com

Bienvenidos nuevamente a nuestro Espacio Nutricional. Hoy día de efemérides: Día Internacional de la Enfermedad Celíaca o Día del Celíaco. La OMS estableció el 5 de mayo como día internacional de la enfermedad celíaca buscando concientizar e informar a la población al respecto.

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten, mediada por acción del sistema inmune en personas genéticamente predispuestas y puede manifestarse en cualquier etapa de la vida.

Te puede interesar leer:

Derribando poderosos mitos nutricionales

El gluten es una proteína presente en algunos cereales (trigo, avena, cebada y centeno). Cuando la persona celíaca consume alimentos con gluten su sistema inmune reacciona generando alteraciones del sistema digestivo y diversos síntomas que pueden ser digestivos o extradigestivos, por ejemplo:

  • Distensión abdominal
  • Diarrea crónica
  • Pérdida de peso 
  • Anemia 
  • Abortos
  • Dolor abdominal 
  • Gases
  • Dolores óseos o articulares 
  • Cansancio
  • Retraso del crecimiento

Estos síntomas se relacionan con la afectación del intestino y la consecuente mala absorción de nutrientes.

sin tacc

Diagnóstico: inicialmente el médico solicitará un análisis de sangre donde se efectuará el dosaje de anticuerpos específicos, y en función de los resultados obtenidos se realizará una biopsia intestinal a fin de confirmar el diagnóstico.

Tratamiento: el único tratamiento efectivo es una dieta libre de prolaminas tóxicas (gluten) de por vida.

Actualmente se observan góndolas en los distintos comercios con alimentos identificados como libres de gluten o sin TACC, lo que facilita el reconocimiento de los productos aptos para celíacos. Sin embargo, a la hora de seleccionar los alimentos a consumir y las formas de preparación de los mismos deben tenerse en cuenta no solo el contenido natural de gluten presente en los alimentos, sino también el gluten agregado durante procesos industriales y la posible contaminación cruzada en la elaboración de los platos. 

Es importante que,  si tenemos familiares con enfermedad celíaca o tenemos algunos de los síntomas mencionados anteriormente, realicemos el chequeo correspondiente. Y, en caso de tener diagnóstico positivo, el mejor camino es consultar con profesionales de la nutrición para que realicen la guía y reeducación alimentaria. 

Por Romina Serna.
Licenciada en nutrición (MN 9729).
Diplomada en nutrición y salud para la actividad física y el deporte.
Antropometrista ISAK II.
Por consultas: [email protected]

Boletín de novedades

¡Recibí las noticias en tu correo!