Dos amigos en bici, por la ruta que va al sur

Diego y Fati se pusieron como meta viajar a Ushuaia desde Santiago del Estero y formar parte del grupo de privilegiados que pudieron conocer el "fin del mundo".
juntos viajeros
Diego Torres y Fátima Estefan.

Esta es la historia de Diego Torres y Fátima Estefan, dos santiagueños que planearon juntos un viaje a Ushuaia en bicicleta. El encuentro con estos amigos se dio cuando todavía se encontraban en la ciudad de La Banda, momentos antes de abordar el tren que los llevaría a un primer destino, con la bici a cuestas.

El primer paso fue la ciudad de Bahía Blanca, donde se reunieron con otra cicloviajera y su hijita que venían desde Jujuy, para arrancar la travesía los cuatro. Este viaje, contaron los protagonistas, venía planeándose desde hace muchos meses, tanto la logística como los elementos necesarios para la supervivencia.

diego 1

Según comentaron los chicos, no hay tiempo estimado de cuánto durará el viaje, lo que sí tienen en claro es pasar las fiestas de fin de año establecidos en Puerto Madryn, donde uno de ellos tiene familiares. "Después vamos a ir viendo", dijeron.

ARTÍCULO RECOMENDADO: "El loco de la bici" emprende su viaje más largo y duro: Santiago del Estero - Ushuaia

En el caso de Fátima, se trata de su primer viaje, con todo lo que eso significa. Las expectativas y los temores de un principiante. Diego, en cambio, tiene experiencia en este tipo de aventuras, aunque nunca había hecho una distancia tan larga ni tampoco de forma grupal. Cuentan que entre los cicloviajeros existe una red en la que todos se ayudan con información, con tips y consejos que inspiran a los que se encuentran planeando su propia experiencia. Agregan también que se sirven de videos publicados en Youtube de reconocidos aventureros para aprender.

diego 2

METAS

Coincidieron en que el destino de la gran mayoría es la ciudad de Ushuaia, ubicada en el extremo sur de Argentina y de Sudamérica toda, porque se sienten atraídos por ese mágico concepto del "fin del mundo". Además de que, para llegar a ese punto, se deben atravesar un sinfín de paisajes, uno más maravilloso que el otro. "Cuando me he planteado la idea de viajar en bicicleta - dice Fátima - pensé en que no podía irme a otro lugar sin conocer mi país".

"La preparación más difícil es la mental, hay que pensar que cualquier cosa puede pasar y ante eso estar tranquilos. Tener paciencia es importante", agrega Diego. Y cuentan que las bicicletas fueron acondicionadas con componentes especiales para que resistan a semejante trayecto, así como también las tradicionales parrillas  para cargar las alforjas, en las que llevan ropa (en especial de abrigo), calzados, elementos de cocina y otras cosas que les servirá en el camino.

fati

Sobre las formas de sobrevivir en el tiempo que les lleve llegar a destino, dijeron: "Es cuestión de ser creativos, ver de qué forma se pueden generar ingresos en el camino, para poder seguir viajando".

Finalmente, respondieron a la que podría ser la pregunta del millón: ¿se puede dejar todo y viajar? "Son dudas que uno tiene cuando lo ve de afuera. Uno cree que es algo fuera de lo común, pero lo cierto es que hay miles de personas viajando de la misma forma. Si ellos pueden, ¿por qué no nosotros?", cerraron.

¡BUEN VIAJE Y CUIDENSE MUCHO, AMIGOS DIEGO Y FÁTIMA!  

Te puede interesar